28 de junio de 2011

ONU presenta en la OEA informe sobre Reducción del Riesgo de Desastres

Washington, USA.- La Secretaria General Adjunta para la Reducción del Riesgo de Desastres de las Naciones Unidas, Margareta Wahlström, presentó en la Organización de Estados Americanos (OEA) el Informe de Evaluación Global sobre la Reducción del Riesgo de Desastres 2011 con una introducción del Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, ante un público conformado por expertos en gestión de riesgos, oficiales de programas, Representantes Permanentes y Observadores ante la OEA.

En la inauguración del evento, que tuvo lugar en la sede de la OEA en Washington, DC, el Secretario General Insulza dio la bienvenida a la alta representante de las Naciones Unidas y destacó la importancia del evento afirmando que "ofrece una oportunidad única para elevar aún más el compromiso de todos de trabajar juntos en la reducción de desastres en las Américas". También señaló la "fuerte y sólida alianza " entre la Secretaría General de la OEA y la Secretaría de la Estrategia Internacional de Naciones Unidas para la Reducción de Desastres de "apoyar a los gobiernos de sus Estados Miembros y, en particular a nuestras comunidades más vulnerables, en la reducción del riesgo de desastres”.

El Secretario General de la OEA recordó algunos de los acontecimientos más relevantes y cifras relacionados con recientes desastres naturales en las Américas, incluyendo los terremotos en Haití y Chile en el 2010, el huracán Katrina en 2005, y los diversos tornados e inundaciones que han afectado a Estados Unidos, Colombia y Venezuela, así como las erupciones volcánicas en Ecuador, Nicaragua y Chile en los últimos meses. "La década 2001-2010 estuvo marcada en las Américas por los devastadores desastres que dejaron a su paso a más de 260.000 muertes y 440.000 millones de dólares en daños y perjuicios. Más de 900 desastres se registraron en nuestra región en esta década, que fue testigo de casi 200 más que en la década anterior ", afirmó.

Al referirse al impacto económico de los desastres, el líder de la organización hemisférica afirmó que "no es de extrañar que en las Américas las pérdidas económicas hayan aumentado; muchos países de nuestra región han experimentado un importante crecimiento económico, lo que ha resultado en activos más expuestos y en condiciones riesgo. Los procesos de integración regional han aumentado el impacto transfronterizo de los desastres”. Agregó que los hallazgos del informe "sirven de guía para nuestras decisiones colectivas. Sin embargo, unas políticas y programas efectivos de reducción de riesgos requieren de datos e información en todos los niveles, así como de inversiones en evaluaciones de vulnerabilidad y riesgo, particularmente a nivel local, donde residen la mayoría de los comunidades vulnerables".

En su presentación, la Secretaria General Adjunta Wahlström, señaló que las Américas está posicionada como la segunda región, después de Asia-Pacífico, en términos de acumulación de riesgos de desastres. También explicó que una de las principales conclusiones del informe es que el "flujo neto de las personas y las actividades económicas se está produciendo en zonas que son las más propensas y las más vulnerables a los desastres", y como consecuencia en dichas regiones la población está creciendo más rápido, ya que son económicamente más activas. Sin embargo reconoció que este hallazgo indica que algo se podría hacer para cambiar dicha tendencia.

La Jefa de la ONU para la Reducción del Riesgo de Desastres también resaltó los esfuerzos de los países para invertir en preparación para desastres, alerta temprana y educación, así como el impacto positivo que dichos esfuerzos han tenido. Destacó además que el riesgo aumenta a nivel mundial y que la acumulación de riesgo está creciendo más rápidamente que el Producto Interno Bruto de los países.

"Este informe refleja que los gobiernos tienen en sus manos los instrumentos para hacer frente a la reducción del riesgo y la prevención de manera más sistemática ", explicó, y mencionó entre dichos instrumentos la inversión en los desastres, la gestión de riesgos, la retención, la planificación de la inversión pública y protección social.

"Tenemos que prestar más atención a las personas más vulnerables, como las poblaciones más pobres en los países ricos", afirmó, y explicó las condiciones de vulnerabilidad que afectan a esa parte de la población, que puede verse afectada en sus niveles de pobreza. "Los mecanismos de protección social pueden ser adaptados para proteger a las personas vulnerables antes, durante y después de las crisis. Transferencias condicionadas, programas de empleo temporal y los esquemas de micro seguros son ejemplos de dichos mecanismos, que pueden aumentar la resiliencia de los hogares y amortiguar el impacto de los desastres", explica el informe.

Finamente, la Secretaria General Adjunta manifestó que una gestión eficaz del riesgo de desastres implica autoridad política, descentralización y cultura de la asociación, y abogó por la cooperación regional y la colaboración práctica en esta materia, así como por la participación del sector público y privado para enfrentar los retos de riesgos y desastres.

Para ofrecer una perspectiva regional, expertos de organizaciones hemisféricas fueron invitados para complementar la presentación. Jean Luc Poncelet, Gerente del Área de Preparativos para Situaciones de Emergencia y Socorro en casos de Desastres de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), destacó los avances logrados en la región en términos de preparación, gestión de desastres, y la recopilación de datos, "De hecho, hemos hecho grandes progresos, y es importante dar a conocer la información positiva y poner más énfasis en las historias de éxito ", afirmó.

David Hatch, Subdirector General Adjunto y Representante de Estados Unidos ante el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), habló sobre la planificación, evolución, definición y manejo de la gestión del riesgo y explicó las tres variables que influyen en la conciencia de la gestión del riesgo: en primer lugar "la comunicación, que nos ayuda a saber más rápida y más completamente lo que está sucediendo en todo el mundo", en segundo lugar "hay un desarrollo en el crecimiento de la población que intensifica la probabilidad y el potencial de pérdida asociada a los desastres naturales ", y tercero, el hecho de que "hoy estamos más interconectados e somos más interdependientes que nunca”.

Finalmente, Stephen Bender, consultor independiente sobre Gestión de Riesgos y Desarrollo, dijo que "el riesgo no es sólo un problema de desarrollo", e invitó a los gobiernos a "ver cómo vamos a utilizar todas las acciones de desarrollo y su relación con los riesgos naturales para ayudar a promover la reducción de riesgos y la vulnerabilidad".

Previo a la presentación, la Secretaria General Adjunta Wahlström y el Secretario General Insulza mantuvieron un encuentro para discutir los resultados del informe en referencia con el hemisferio occidental y los avances logrados en esta área a nivel regional.
Fuente

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada